tl_files/Clinica dr Santos/imagenes web/oncologia_text.jpg

LA OXIGENO / OZONOTERAPIA

OZONO (O3)

¿Qué es?

Se trata de un gas, presente en la atmósfera, que tiene una forma especial, energéticamente muy rica, al unirse tres moléculas de Oxigeno (O2), en lugar de las 2 que son lo más frecuente.

¿Y la ozonoterapia?

Consiste en la aplicación del gas, que se obtiene al transformar el O2 en O3 por medio de un aparato con el que luego determinamos tambien la concentración del mismo para su inmediata aplicación en el cuerpo, excepto por la vía respiratoria, por cualquier otra: cutánea, intramuscular, intravenosa, rectal o intra o paraarticular.

La primera acción que tenemos con este gas, al aplicarlo por la vía cutánea, es una poderosa acción desinfectante sobre: hongos, bacterias y virus. Este es uno de los campos en donde se aplica desde hace más años para la desinfección de tejidos infectados. Pero no sólo puede aplicarse sobre la piel; las mucosas de vagina o recto son otro de los lugares de acción de O3 y su utilidad en infecciones vaginales, como el VPH, acción que demostró el Dr. Santos Martin en dos estudio presentados en dos congresos nacionales de ozonoterapia, así como contra los hongos y muy diversas bacterias, lo hacen por su inocuidad y eficacia, como una de las terapias de primera elección.

Con las insuflaciones rectales podemos obtener dos efectos: el primero sobre la mucosa del colon desinfectándolo y desinflamándolo. Por ello, la aplicación en Colitis agudas o en las crónicas como pueden ser las Colitis ulcerosas o la enfermedad de Crohn son de las afecciones en las que se tiene una larga y buena experiencia al tratarlas con el ozono. Pero este gas, por su enorme capacidad de atravesar las mucosas, penetra en el organismo dando lugar a reacciones, que actúan como potentes inhibidores de los radicales libres.

Otras de las vías de empleo son las intraarticular o paraarticular, para afecciones muy diversas, desde procesos inflamatorios agudos, por traumatismos a los más crónicos y autoinmunes como los reumáticos, las artrosis y artritis.  En oncología tiene también un uso interesante para controlar el dolor de las metástasis óseas. Sobre este tema presentó también el Dr. Santos Martin otro trabajo de investigación en un congreso nacional. De la misma manera, según la dosificación y la vía de aplicación parenteral, se obtienen diferentes efectos sobre la inmunidad, pudiendo modularla según interese. Sobre este interesante efecto, en función de la vía de aplicación y dosis, también tiene publicado el Dr. Santos Martin otro trabajo en un congreso Nacional.

Su uso por vía intravenosa, unido a la sangre del propio paciente, produce importantes efectos metabólicos, sobre la circulación sanguínea y la inmunidad. Estos efectos sistémicos hacen de la ozonoterapia un tratamiento de gran utilidad en terapias geriátricas (personas mayores), con pérdida de memoria, post traumáticas, revitalizadora en pacientes con estrés, antiaging, alteraciones vasculares de los ojos o, por las propiedades antiinfecciosas, su uso en enfermedades como las hepatitis es muy común en países, en donde el uso de fármacos, con precios prohibitivos para ellos, no hace factible su uso.

La aplicación del ozono por la vía rectal es parecida en sus efectos a la endovenosa y por ello en ocasiones, cuando no deseamos pinchar a los pacientes, esta vía rectal es un excelente posibilidad para realizar el tratamiento de manera no invasiva.

El Dr.Santos Martin es miembro de la Sociedad Alemana de Ozonoterapia y de la española ACEOOT