Oncología clínica dr Santos

NUESTRO CONCEPTO EN EL TRATAMIENTO DE LOS TUMORES

Los tumores son la consecuencia de disponer de un cuerpo con capacidad de evolución: Somos seres no concluidos. La plasticidad del ser, o lo que es lo mismo, la posibilidad de cambiar para adaptarnos a los modificaciones constantes, nos hace tener siempre la posibilidad de que en una de esas variaciones adaptativas o reparadoras, una célula, por diferentes causas y no todas bien conocidas, obtenga una ventaja frente a las otras, logre evadir los sistemas de control y comience a crecer de manera excesiva, no respete los límites de su propio órgano y se pueda desplazar y proliferar en otros lugares. Con esto ya tenemos un cáncer.

Las causas de los tumores no son aún claras y posiblemente haya muchas. Se tienen que dar una serie de condiciones para que, al final, el cáncer se produzca. Conocemos algunos elementos que van a facilitar que este proceso sea más fácil: Envejecimiento, tabaco, sol, radiaciones ionizantes, productos químicos, virus y bacterias, hormonas, antecedentes familiares, alcohol, alimentación deficiente con falta de ejercicio y sobrepeso. Pero debe quedar claro que uno puede comer mal, fumar y beber, ser obeso tener infecciones y contacto con químicos tóxicos y sin embargo NO TENER un cáncer. Por lo tanto, sabiendo que lo anterior juego un papel importante, no son condición única ni indispensable.

Mucho se ha hablado y se seguirá hablando del papel que juegan los factores psicológicos en la génesis del cáncer. Las emociones como cualquier otro estímulo, nos alcanzan y debemos darles respuesta.  Dicha respuesta puede ser emocional o física, generalmente será de ambas naturalezas. Las vías de como un estímulo producen trasformaciones en los planos físico y anímico, están cada vez mejor estudiadas gracias a la psiconeuroinmunoendocrinología. Y en este sentido es factible encontrar relaciones entre ciertos estímulos y la activación/alteración de modificaciones hormonales e inmunes que pueden iniciar o promocionar un cáncer. Pero es importante no olvidar que una cerilla (estímulo) puede ser fundamental para poder prender un bosque, pero la acción de la cerilla dependerá de como esté el bosque. Si el bosque no puede arder, no será una cerilla la que pueda provocar el incendio.

Una vez que el cáncer se ha presentado, lo primero que tenemos que conocer es si su extirpación será posible. Con toda seguridad la cirugía representa la mejor acción terapéutica cuando el tumor se puede extraer de manera total. Pero eso no cambia el hecho de que “algo” lo ha provocado una vez y por ello, creer que con esto se soluciona el problema es, en demasiados casos, una ilusión. Y si no se puede extraer del todo, la lucha contra el tumor ¡no puede cesar! Comparando esto con el incendio, cuando el bosque arde, lo importante es apagar el incendio lo antes posible, luego, cuando este esté controlado, ya miraremos de evitar las condiciones que permitieron que se produjera.

Nuestra idea central es, independientemente de las terapias que se vayan a realizar, bloquear la alimentación de las células tumorales y para ello usamos la dieta cetogénica. Una dieta pobre en azúcares, nutriente esencial para la obtención de energía por parte de las células cancerosas.  Tenemos cada día más información sobre el papel central que juegan, en la mayoría de los tumores, los azúcares. Disponemos incluso de pruebas de sangre con las que sabemos si las células tienen en su vía metabólica una alteración en la misma o no y si será el azúcar la base esencial de obtención de energía.

Paralelamente a la alimentación, otra serie de medidas pueden ayudar a controlar los tumores: Evitar que la alimentación favorezca procesos inflamatorios como consecuencia de las intolerancias alimentarias, el nivel adecuado de hormonas y micronutrientes como la Vit. D3 o el selenio, inhibición de formación de los vasos que nutren al tumor, la modulación inmune, ¡que no la estimulación!, el control de los niveles de azúcar y liberación de insulina, la regularización de las hormonas, ejercicio, forma de vida y control del estrés son sistemas precisos que debemos tener presentes se haga lo que se haga en los tratamientos.

Mención aparte merece el uso de la Quimioterapia metronómica. Esta técnica de tratamiento de los tumores, es particularmente interesante ya que, al contrario a la quimioterapia convencional, no pretende atacar al tumor, como idea central, sino evitar que la inflamación lo estimule así como la formación de vasos que lo nutren. Esta técnica asociada a todo lo anteriormente expuesto y nos está proporcionando buenos resultados en múltiples tipos de tumores y estadios.

Junto a las medidas nutricionales y medicamentosas la clínica dr Santos y desde hace ya muchos años, es pionera en España en la técnica de la Hipertermia sistémica (HTs). El Dr. Santos Martín es miembro activo de la European Society for Hyperthermic Oncology  y la Society for Thermal Medicine, habiendo presentado ponencias internacionales en las conferencias de la Deutsche Gesellschaft für Hyperthermie relacionadas con nuevos criterios en la realización de las HTs en hipoglucemia así como una función matemática para la valoración de la eficacia HTs

El uso de la fitoterapia y la homeopatía con la misión de activar o regular funciones orgánicas o psíquicas completan el concepto de la lucha contra los tumores.